Últimos días para visitar la exposición Vaticano. De San Pedro a Francisco. Dos mil años de arte e historia

El domingo 28 de octubre cerrará sus puertas al público mexicano uno de los mayores compendios históricos y artísticos, que da cuenta de la influencia cultural de la religión católica en la civilización occidental, conformado por 180 obras de los grandes maestros del Barroco y el Renacimiento provenientes de la Santa Sede y de colecciones mexicanas.

Se trata de Vaticano. De San Pedro a Francisco. Dos mil años de arte e historia, muestra presentada por la Secretaría de Cultura del Gobierno de la República, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Gobierno de la Ciudad de México, en conmemoración de los 25 años de relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y México, que es un hito en la comprensión de la influencia en la civilización occidental de la religión católica y el cristianismo, sus tradiciones y símbolos litúrgicos plasmados en los objetos artísticos más bellos.

Bajo la curaduría de expertos italianos como Bárbara Jatta, Alessandra Rodolfo, Adele Breda, Sandro Barbagallo y Pietro Zander; y los miembros mexicanos de la Comisión Museológica y Museográfica, Miguel Ángel Fernández y José Enrique Ortiz Lanz, bajo la coordinación de Bertha Cea Echenique, presenta un recorrido que transita por dos mil años de arte e historia de la cristiandad, con obras de los Museos y de las instituciones coleccionistas vaticanas, así como de las colecciones de arte de de los acervos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la UNAM y del Archivo Histórico de la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús.

Entre las piezas exhibidas, que viajaron a México desde los Museos Vaticanos, la Fábrica de San Pedro, el Museo del Tesoro de San Juan de Letrán, la Biblioteca Apostólica Vaticana y la Sacristía Pontificia de la Oficina de las Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice, destacan obras como Anunciación (1555) de Marcello Venusti (Miguel Ángel), por primera vez fuera del Vaticano y restaurada exprofeso para su presentación en nuestro país, además del Fragmeto de vaso con volutas con thiasos donisiaco en relieve, realizado durante el último cuarto del siglo I a.C., en mármol griego.

En el excelso recorrido el público visitante se encontrará con el óleo sobre tela en marco dorado Visión de Santa Elena (1545-1580), de Paolo Caliari “El veronés”, y Custodia lateranese (c. 1824), bronce dorado, lapislázuli, malaquitas, granates, esmeraldas, rubíes, diamantes, aguamarinas, amatistas y cuarzos, de manufactura romana.

Otros relevantes óleos sobre tela exhibidos son Retrato de un joven (1627-1630, de Gianlorenzo Bernini y Busto de San Pedro (siglo XIX), del artista Raffaele Capo.

Entre las obras que conforman la muestra se encuentran algunas e suma relevancia pertenecientes a colecciones mexicanas como el óleo del acervo histórico de la UNAM, Sor Juana Inés de la Cruz (siglo XVIII), de Juan Miranda; el Códice de la Cruz-Badiano (siglo XVI), de Martín de la Cruz y Juan Badiano, y San Dionisio Papa y confesor, de Miguel Cabrera, retrato novohispano del siglo XVIII todas obras fundamentales de la colección artística del INAH.

El discurso curatorial de De San Pedro a Francisco está dividido en grandes temas: “Vaticano: de San Pedro a Francisco”, brinda un panorama general, a partir de obras que representan el poder papal; “Los fundamentos de la Iglesia: la sangre de los mártires”, 29 piezas que abordan la historia primigenia de la Iglesia; “Una Iglesia milenaria: del siglo IV al XV”, narra a través de 22 piezas los procesos históricos, desde Constantino hasta el reconocimiento del Papa como máxima autoridad cristiana en la Tierra; “La Iglesia en tiempos modernos”, versa sobre la riqueza artística e histórica mediante 56 obras; “La Iglesia contemporánea”, 17 piezas que dejan ver el devenir de la Iglesia en los últimos siglos, y “La Iglesia, una sucesión apostólica”, objetos litúrgicos y artísticos muestran el ceremonial pontificio.

A través de obras artísticas y objetos litúrgicos otrora materiales simbólicos y producto del espíritu de la fe, que hoy alcanzan una relevancia artística y simbólica suprema que los convierten en patrimonio de la humanidad, el visitante podrá adentrarse en la inmensa riqueza y la diversidad de las colecciones de arte y las antigüedades, dentro de un espacio de mil 800 metros cuadrados.

La muestra Vaticano. De San Pedro a Francisco. Dos mil años de arte e historia, puede ser visitada hasta el 28 de octubre, de martes a domingo, de las 9:00 a las 20:00, en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, ubicado en Justo Sierra núm. 16, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. La entrada es libre. Se requiere registro previo en https://www.desanpedroafrancisco.com/

Te Recomendamos