Taylor Eigsti Trio: lecciones de improvisación y adaptación

El domingo 5 de julio el pianista Taylor Eigsti, oriundo de California pero residente de Nueva York, ofreció una clase magistral y un magno concierto de jazz, el quinto espectáculo enmarcado en el ciclo New York Jazz All Stars 2015, acompañado por los músicos Luques Curtis en el contrabajo y Obed Calvaire en la batería sobre el escenario del Teatro Ocampo de Cuernavaca.

Durante su cátedra de las 16:00 horas, titulada “Cómo se dirige, arregla y compone para un grupo de jazz” Taylor Eigsti abordó diversas dudas vertidas por los asistentes esparcidos en las butacas de la planta baja. Sentado al piano, Taylor ejecutó una composición breve antes de dar paso a la interacción con sus alumnos. “Tocaré una o dos canciones antes de dar paso a las preguntas. Estoy dispuesto a hablar de cualquier cosa de la que ustedes quieran hablar”, dijo. Luego de mostrar su excepcional capacidad de fraseo e improvisación, la clase dio inició, y en ella, el tema de mayor peso fue la improvisación y los elementos a tener en cuenta para poder desarrollarla.

“Creo que la improvisación es una combinación entre cosas que nos proponemos hacer y cosas que simplemente suceden —expresó—. Una parte importante de mi carrera como músico ha sido practicar sobre mis errores y aprender a sentirme cómodo con las cosas que suceden en el momento en que estoy tocando. Creo que siempre hay una manera de hacer que cualquier cosa funcione. La improvisación incluye el error: es cincuenta por ciento accidentes y cincuenta por ciento intencional.” Al dar una muestra de improvisación y consejos prácticos para mantener el ritmo unido al tempo (mediante el juego dual de aceleración y ralentización sobre un tempo determinado que permanece como base), Taylor mostró destellos de integración instrumental: su estilo no se limita al aporreo virtuoso de las teclas del piano, también hace uso de la madera del instrumento, golpeándola al ritmo y rasgando con los dedos las cuerdas que ella recubre.

“Amo compartir ideas con cualquiera —dijo en entrevista para la Secretaría de Cultura—, he sido maestro desde que tenía doce años, así que llevo cerca de dieciocho años, amo compartir mis conceptos y mi acercamiento a la música y al instrumento con estudiantes de todas las edades. Pero venir y tener la oportunidad de compartir esa idea con alguien que no habla tu mismo idioma, eso es incluso más especial, porque se rompe la barrera del lenguaje. Enseñar me permite aprender sobre mí mismo a lo largo de mi proceso. Creo que todo músico debería enseñar, debería ser parte de su carrera. A mí me divierte mucho.” Al pedírsele su opinión acerca de las cualidades o aspectos que llevan a los escuchas a acercarse al jazz, Eigsti contestó: “Creo que el jazz tiene mucha libertad, y dentro de esa libertad hay expresión y comunicación, creo que es como salir y jugar un juego, o practicar un deporte. Hay diferentes tipos de música, como la clásica, que no te permiten ser tan social o conversacional. Siempre me he sentido atraído por el aspecto de la improvisación.”

A las 19:00 horas de la misma tarde el Teatro Ocampo recibió al público en sus tres plantas para el concierto de Taylor Eigsti Trio, en el que su líder interpretó canciones de su autoría y algunas otras de compositores admirados por él. Su setlist (decidido improvisadamente, es decir, minutos antes de su aparición sobre el escenario) incluyó, entre otras, la canciones “Speaking Song”, “Strange Meadowlark” de Dave Brubeck (uno de sus mentores), “Magnolia”, “Play with me”, el tema de la película Dancer in the dark compuesto por Björk: “I’ve seen it all”, además de “Caravan” de Duke Ellington.

Pianista y compositor residente en Nueva York, Taylor Eigsti comenzó a tocar el piano cuando tenía 4 años de edad, inspirado por su hermana Shannon, pianista de jazz y rock. Desde entonces, su travesía musical ha estado llena de oportunidades para crecer como músico, artista y educador. Eigsti se presentó como líder de banda a los 12 años, revelándose rápidamente como un prodigioso de la música. Eigsti ha sido aclamado por la crítica internacional por su toque único, control rítmico y su innovadora narración improvisada. Recientemente compuso el tema musical de la película El desapego (2011), protagonizada por el ganador del Óscar Adrien Brody.

El reconocimiento en su país le ha permitido colaborar internacionalmente con personalidades como: Dave Brubeck, Esperanza Spalding, Joshua Redman, James Moody, Nicholas Payton, Kurt Rosenwinkel, Chris Potter, Diane Schuur, Christian McBride, Chris Botti, Ernestine Anderson, Joe Lovano, David Benoit, Gretchen Parlato, Ambrose Akinmusire, Hank Jones, John Clayton, Frederica Von Stade, Kendrick Scott y Lee Konitz, entre muchos otros. También se ha presentado a nivel internacional con el guitarrista nominado al Grammy Julián Lage, su íntimo colaborador musical.

El próximo concierto de la serie New York Jazz All Stars 2015 tendrá lugar hasta el próximo mes de septiembre, cuando el domingo 6 el pianista Dan Nimmer visite por segunda vez (formó parte de la banda de Wynton Marsalis durante su clase magistral de marzo pasado) el Teatro Ocampo. La cita para los estudiantes y aficionados al género interesados en presenciar la cátedra de Dan Nimmer es a las 16:00 horas en el Teatro Ocampo. Para obtener una entrada a esta actividad gratuita es necesario completar el registro de inscripción que está abierto en la página de internet de la Secretaría de Cultura: cultura.morelos.gob.mx. Cabe destacar que, a todos aquellos que asistan a la clase magistral, se les ofrecerá un descuento del 50% sobre el costo total del boleto para el concierto, el cual se celebrará a las 19:00 horas ese mismo día en el mismo recinto. Los costos de las localidades son: $300 pesos en planta baja, $200 pesos en primer piso y $100 en segundo piso.

Te Recomendamos

El Ciruelo

Platillos deliciosos, servicio impecable y una ubicación maravillosa en el Pueblo Mágico de Tepoztlán, han hecho del restaurante Los Ciruelos todo un éxito. Abrieron sus ...