Navidades sorprendentes

Si quieres unas Navidades para el recuerdo, solo tienes que comenzar a buscar un destino en el que se vivan de forma diferente. Hay muchas ideas disponibles, desde pasarse el día en la playa a acudir a los mejores mercadillos navideños en un ambiente casi mágico.

Nassau en Las Bahamas

Dirigirse al Caribe en Navidades, escapando del frío y de los villancicos es una gran idea. En esta zona encontraremos bailes, fiestas, alegría y exotismo, además de un tiempo mucho más cálido para pasar esta época. En Nassau concretamente se realiza el festival del Junkanoo el 26 de diciembre y después en Año Nuevo. Es un gran desfile que recuerda a los desfiles de carnaval de otros lugares o al Mardi Grass de Nueva Orleans. Si queremos ver colores, ritmo y diversión, entonces el Junkanoo de Nassau es nuestro destino. Durante el día es posible disfrutar de playas como la de Cable Beach, que es otro de los atractivos de pasar las Navidades en un lugar como el Caribe. Otros entretenimientos serían la visita a Fort Fincastle y al mercado de artesanía Nassau Straw Market.

Tromso en Noruega

En este lugar se pueden encontrar las Navidades más auténticas. En la ciudad hacen mercadillos de Navidad en donde comprar productos típicos y regalos, como las galletas de genjibre y el licor de camarina. En la sala de la Catedral del Ártico se puede disfrutar de un sinfín de villancicos. Hay que tener en cuenta que Tromso permanece en la más completa oscuridad durante los meses de invierno, así que no podemos esperar ver la luz solar. Pero a cambio es probable que podamos disfrutar de una increíble aurora boreal, uno de los espectáculos naturales más bellos y sorprendentes del mundo y que solo se puede apreciar en estas latitudes.

Douz en Túnez

La visita a Túnez puede ser otra excusa para escapar del frío durante las Navidades. Pero además de ver la ciudad de Túnez con la Mezquita Zitouna o las Termas de Antonino, se puede disfrutar de un espectáculo único en Douz. Se dice que Douz es la puerta al desierto del Sahara y normalmente es un pueblo muy tranquilo. Durante los últimos días de diciembre se realiza el Festival Internacional del Sáhara, en donde se reúnen las tribus de beduinos y turistas a partes iguales. En el festival hay torneos con carreras de camellos, mercados artesanales y espectáculos de danza del vientre tradicional. Sin duda una manera distinta de pasar las Navidades.

Tallín en Estonia

Si lo que deseamos es vivir una estampa típica navideña, nada mejor que dirigirnos a algunas de las ciudades europeas que viven con fervor esta época del año. En Tallín su centro se viste con luces y en la plaza del Ayuntamiento es posible disfrutar de uno de los mejores mercados navideños europeos. Las compras serán un imprescindible en esta ciudad, pero también los paseos por su casco antiguo, que nos transportará a otras épocas, con sus bellos edificios barrocos y medievales.

Sidney en Australia

Todos los años podemos ver una estampa típica en la otra zona del planeta en donde en diciembre están en pleno verano. En Sidney, Australia, los turistas y locales aprovechan el fin de año para pasarlo bien con sus gorros navideños y los bañadores en la famosa playa Bondi Beach. Viajar a Sidney puede ser una idea estupenda para escapara de las Navidades de siempre y volver con un buen bronceado a casa. Para los más jóvenes se celebra el festival Sunburnt Christmas, con música y diversión.

Disneyland París

Si vamos a pasar una Navidad con los niños y queremos que sea especial, nada mejor que llevarlos a un universo repleto de fantasía. Nos referimos sin duda a Disneyland París. Este parque de atracciones dedicados a los más pequeños también vive con alegría la temporada de Navidad. Hasta el 7 de enero y durante todas las Navidades se llevan a cabo todo tipo de eventos, con desfiles, espectáculos y fuegos artificiales. A los niños les gustará especialmente el espectáculo de Frozen.

Francia y la Provenza

En la zona de la Provenza francesa viven la Navidad con gran alegría y con muchísimas tradiciones. No solo se podrá probar su mejor gastronomía, sino que también hay muchos mercados navideños y los pueblos se visten con sus mejores luces y decoraciones. Especialmente famoso es el mercadillo de Navidad en Aix-en-Provence, en donde comprar todo tipo de decoraciones o regalos artesanales y tradicionales.

Texto y fotos: https://www.actualidadviajes.com/busca-un-viaje-para-unas-navidades-sorprendentes/

Te Recomendamos