Nathalie Ramírez y Francisco Bringas.

 

Con tan sólo una flauta de bambú y una tabla (un instrumento de percusión que consiste en dos pequeños tambores), Nathalie Ramírez y Francisco Bringas transportaron a la audiencia del Teatro Ocampo al zona norte del país oriental con un concierto gratuito de música clásica hindú el pasado sábado 1 de agosto a las 18:00 horas, enmarcado en la Segunda Muestra de Artes Escénicas de la India.

“Hay cuatro mexicanos que han hecho de la India su segundo hogar y que tienen un lugar en la escena actual de la música clásica hindostani. Nathalie es una de ellas —la presentó Abril Gómez, directora de la muestra—. La Bansuri es un instrumento muy especial en el corazón de la India, sobre todo en el de los hinduistas, porque es el instrumento de Krishna, el dios que es del color de las nubes de lluvia. Escuchar la flauta y apreciar su música es una cualidad en el pensamiento de la antigua India tan apreciable como la bondad o el decir la verdad”. Después de una breve introducción a la composición de la música hindostani y al uso de la bansuri y la tabla, Ramírez y Bringas se sentaron sobre el escenario y exhalaron por una hora los hipnóticos sonidos característicos del enigmático oriente medio.

La flauta transversal de bambú utilizada por Nathalie Ramírez durante el concierto, llamada Bansuri en la música clásica hindostani o del norte de la India, es conocida por la dulzura y atracción hacia el corazón de los escuchas. Las melodías son improvisaciones o canciones tradicionales presentadas en “raagas”, las cuales pudieran ser descritas como una suerte de patrón melódico o modo, pero son mucho más que eso: incluyen los acentos, los adornos a las notas y también son el color y sabor de determinados sonidos que se conectan a la naturaleza, a determinadas deidades, a las horas del día o a las estaciones del año.

Nathalie Ramírez es egresada de la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana, especializada en flauta transversa. Hace seis años inició su incursión en la Música Clásica de la India, tomando clases y cursos en México con Hollving Argaez, Paul Livingstone, Abhijit Banerjee y Pandit Shubhendra Rao, maestros de reconocido prestigio nacional e internacional. Recibió en 2010 la beca del ICCR (Consulado de Relaciones Culturales de la India) para estudiar en India el curso de Canto Clásico Hindustani con Guru Jyotika Dayal Paust. A la par con estos estudios comienzó sus clases de bansuri dentro de la tradición de la Música Clásica de India con Guru Kailash Sharma en Gandharva Mahavidyalaya con el apoyo de la beca para estudios en el extranjero del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) 2011-2013. Actualmente Nathalie continúa sus estudios en flauta y canto en Nueva Delhi, y a la par promueve la música de la India en México y la riqueza cultural de México en la India.

Te Recomendamos

Ecos Silenciosos

El tiempo, la oscilación entre la vida y la muerte, el sí y el no, estar y no estar, el silencio del ser, el corazón, ...