Morelos en la mirada de Bob Schalkwijk

Bob Schalkwijk nació́ en 1933 en Rotterdam, Holanda y llegó a México en 1958, donde se forjó una profesión como fotógrafo y formó a su familia. Su trabajo profesional ha estado estrechamente ligado al campo de la edición de libros de arte y catálogos, así como a la divulgación del patrimonio cultural mexicano, a lo largo de una carrera de más de 50 años, su trabajo se ha publicado en más de 53 libros, catálogos y cd-roms, así́ como en numerosas revistas. Como autor, ha tenido siete exhibiciones individuales, presentadas en Suiza, México y Venezuela y por primera ocasión en Morelos presenta parte de su trabajo en el emblemático Jardín Borda de Cuernavaca, presentamos una entrevista realizada días previos a su inauguración.

bob_schalkwijk_04bob_schalkwijk_01

 

 

 

 

 

 

-¿Cómo llega a México?

-En un vocho muy viejo modelo 56 ó 57, desde Canadá cuatro días de viaje para llegar a Ixquit y luego a la ciudad de México, y aquí me tiene, a sus órdenes.

-¿Desde cuándo tiene el gusto por la fotografía?

-A los 14 años se me prendió el foco de que me gustaba la fotografía, conservo mi primer camarita, una Kodak Box Camera de los cincuentas. Tomé fotos en la escuela, mi primer foto que tuvo éxito fue del famoso trompetista Louis Armstrong.

-¿Y su experiencia fotográfica en México?

-México no es un país plano, Holanda es plano, con una montaña de 300 metros de altura solamente. México tiene varios países dentro de un país, tiene muchas montañas, tiene una variedad increíble de culturas, paisajes y de gente, no puedes comparar el maya de Yucatán con un norteño. A mi juicio son diferentes naciones en un país.

Me gustó la vista, la gente, me trataron muy bien, muy amables, me encantó el estar aquí, me sentí bienvenido y eso no lo esperaba. En gringolandia hablaba mal inglés, el español no lo conocía, lo estudié.

-¿Con qué equipo fotográfico cuenta?

-He cargado desde cámaras chicas hasta unas de 15 kg como la sinar, depende de lo que uno es la cámara, como ahorita que tienes un dispositivo móvil muy pequeño grabando y que también es una cámara, es una cosa de nada pero funciona súper bien, pero no puedes generar fotografías para un proyecto determinado como los murales de Diego Rivera,  para eso se necesita una cámara técnica, especializada. Hice mucha publicidad que requería un negativo o transparencia muy grande de 10 x 12 cm. Para viaje una Leica de 35 mm. Más chico no, más grande tampoco.

bob_schalkwijk_03

Te Recomendamos

PAVAROTTI

  Rodeado de un ambiente familiar, Pavarotti te ofrece auténtica comida italiana de Nápoles, y en la que podrás disfrutar una de las especialidades de ...