“La Tirisia”: premier con presencia del elenco en el Cine Morelos

La noche del pasado viernes 18 de septiembre, “La Tirisia”, el segundo largometraje del director oaxaqueño Jorge Pérez Solano, tuvo su primera función en la Sala Morelos del Cine Morelos. La función, abierta al público general de manera gratuita, fue sucedida por presencia de los miembros del elenco Adriana Paz (Ganadora del Ariel a Mejor Actriz 2015), Gabriela Cartol (Nominada al Ariel a Mejor Revelación Femenina 2015) y Noé Hernández (Ganador del Ariel a Mejor Actor de Reparto 2015).

la-tirisia-01

Durante su participación, el elenco compartió con el público morelense sus experiencias en torno a la realización de “La Tirisia” en una sesión de preguntas y respuestas al término de la función.

“Creo que Jorge Pérez Solano es un director que habla de la feminidad —declaró Noé Hernández—. La película me parece un canto a la feminidad, a la mujer que educa, que cría, que amamante, que a lo mejor también nos golpea pero que siempre está ahí formando estas nuevas sociedades. El cine de Jorge me parece un canto a la madre tierra, a la dadora de vida, es muy simbólico. La película está permeada de signos y metáforas que hablan de soledad y abandono. Cada que tengo la oportunidad digo que a este mundo le falta feminidad. Hasta Dios es hombre, entonces está cabrón”.

la-tirisia-04

La tirisia es una enfermedad que no tiene base científica ni sustento etimológico que por muchos años ha sido asociada a la ictericia, pero sus síntomas tocan más el alma y el espíritu que el páncreas y la bilis. La enfermedad ataca cuando el espíritu huye porque se reciben sustos o sorpresas desagradables, pero en la mayoría de los casos, la tirisia se presenta por la ausencia de un ser querido. En nuestro tiempo, la migración ha hecho que el abandono de mujeres con hijos sea cada vez más frecuente. Estas mujeres buscan una nueva pareja e inclusive, a pesar del dolor que les ocasiona, dejan a sus hijos para poder lograrlo. Pero en esta cadena de abandonos nadie alcanza la tranquilidad ni la felicidad deseada, viven en la desdicha, enfermos de tirisia.

Acerca de los problemas en La Maroma, la zona oaxaqueña sobre la que se inspira el argumento del filme, Adriana Paz compartió su sentir hacia el mal que aqueja a la comunidad de la que se desprende su trabajo: “No sé si se cura la tirisia (enfermedad del alma). Cuando leí el argumento por primera vez yo también estaba tirisienta. Lo que me llamaba a hacerla era hablar de estas cosas, que están ahí. Yo puedo decir que ahora estoy bien, pero no sé si la tirisia se cura. Es una actitud que debes tener ante la vida, porque te puede pegar pero no puedes permitir que te destruya. Pero eso lo digo yo desde donde estoy, pero sé que hay situaciones mucho más complicadas, porque hay lugares, como en el que estábamos, en donde no había ni un centro médico, (…) entonces te preguntas: ¿qué pasa con estas mujeres cuando van a parir o cuando sus hijos se enferman? Me gustaría pensar que la tirisia se cura y que esto podría tener un camino diferente. Quizá por eso la estamos haciendo: para que la gente lo vea y sepa que esas cosas sí pasan, que Chebas (el nombre de su personaje) como esta había unc horro en el pueblo al que fuimos y yo sé de Chebas que hay en la ciudad, que abandonan a sus hijas y regalan a sus hijos. Quizá es una manera de curar y de exorcizar este dolor y esta tristeza en la que estamos hundidos todos, de alguna u otra manera, porque así veo al país. No solamente triste, sino también lastimado. Pero somos responsables de eso, a pesar de que hay un abandono de la iglesia y de los líderes, quizá la manera de curarlo sea hacer algo diferente nosotros. No podemos estar esperando a que el gobierno o el Padre o tu madre hagan algo por ti. No podemos estar sólo esperando a que se haga algo por nosotros. La cura podría estar en tomar el camino distinto”.

la-tirisia-02

“La Tirisia”, el segundo largometraje de Jorge Pérez Solano, tuvo su estreno el 28 de agosto del año en curso, en un circuito cultural encabezado por la Cineteca Nacional. Cargado de metáforas culturales, el relato de La “Tirisia” es conducido a través de la experiencia de Cheba y Serafina, dos mujeres que se enfrentan a la maternidad en una comunidad azotada por la pobreza, el machismo y los tabúes sociales en medio de los gigantes cactus de la Mixteca Poblana. Ambas padecen la “enfermedad del alma” a la que alude el título y deberán decidir si conservan a sus hijos o los abandonan para permanecer con sus hombres.

La Tirisia es una película con características notables que le dieron la oportunidad de participar en diversos festivales nacionales e internacionales importantes, tuvo su estreno mundial en la Sección Oficial del Festival Internacional de Cine de Guadalajara 2014 y la premier internacional en la Sección Oficial del 49 Festival Internacional de cine de Karlovy Vary, con una muy buena respuesta de público y prensa.

Te Recomendamos