La compañía de danza fusión “Dos Raíces” presentó su espectáculo “Amaqhawe: Mujeres Guerreras” en el Teatro Ocampo

0

El pasado sábado 6 de junio, a las 18:00 horas, la compañía de danza folclórica “Dos Raíces” ofreció el programa de fusión “Amaqhawe: Mujeres Guerreras” en el Teatro Ocampo de Cuernavaca. Dicha función gratuita se desprendió de la beca recibida por la agrupación de parte del Programa de Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico (PECDA) en su edición del año pasado.

El programa tuvo una duración de una hora y contó con la participación de los bailarines Antonieta Nájera, Yessica Laines, Silvia Mohedano, Gabriela Ocampo, Blanca Eloisa y Rafael Vara, además de los invitados Karla Romani y Javier Ruíz, quienes juntos escenificaron una serie de danzas cortas de origen afroantillano, afrocaribeño y mexicano, tales como: “Danza del arroz” (con música original del percusionista Luis Gómez), “Son rumbero”, “Son llanero”, “Danzón”, La bruja”, “De mi tierra”, “Mitotl”, “Fiesta oaxaqueña”, “Dulce caña” (con música de arpa compuesta por Celso Duarte), “Nahual” y la homónima “Dos Raíces”.

Con un ambiente escenográfico centrado en el diseño de iluminación provisto por Carlos Arce, “Amaqhawe: Mujeres Guerreras” prescindió de elementos de mobiliario escenográfico en favor del desarrollo de una atmósfera de misticismo y música ritual, misma que era ofrecida por segmentos por Luis Gómez, quien ayudado por las luminarias, utilizó un cajón de madera, sonajas, bongós y congas para acompañar a los bailarines que acudían a escena ataviados de modo distinto en cada pieza, mostrando a la par su versatilidad y el amplio abanico de manifestaciones dancísticas y musicales desprendidas de la cultura híbrida mexicana.

“Amaqhawe: Mujeres Guerreras” es resultado del esfuerzo y experiencia adquiridos durante los cuatro años de trayectoria de la compañía “Dos Raíces”, donde la constante ha sido el trabajo, la unión y la creación de una imagen identitaria. En ella se propone una amalgama de elementos mexicanos y africanos, además de integrar los rasgos derivados de su fusión, es decir, música y vestuarios típicos de las culturas afrocaribeñas y afroantillanas, encontrando grandes similitudes entre componentes propios de una misma raíz, pero procedentes de diferentes latitudes.

La compañía de danza “Dos Raíces” busca sembrar en el público una semilla que lo invite a re-descubrir nuestros orígenes desde distintas perspectivas, identificando al México que grita y celebra sus cimientos y que, a su vez, reconoce la influencia de otras culturas,  tanto en la antigüedad, como en el presente globalizado que vivimos hoy en día, manifestando que la danza no está dividida, que es una sola, que la danza une y transforma tradiciones, tiempos y vidas.

Loading Facebook Comments ...

No comments

Te Recomendamos

Bahías de Huatulco

No hay nada más impresionantes que la costa de Huatulco, Oaxaca, la cual está conformada por 9 hermosas bahías enmarcadas con más de 36 playas ...