La Cerería el corazón de la comunidad

0

Lacereria

A tan solo 15 minutos de Cuernavaca se encuentra una hermosa hacienda  del siglo XVIII, perfectamente cuidada, que brinda relajación y descanso entre la naturaleza.

Antes de transformarse en hotel; el lugar sirvió para la producción de azúcar, los dueños eran, Don Ramón Portillo Gómez  y su esposa Doña Dolores Sollano de Portillo. Con éxito, Don Ramón de dedicó a transformar las tierras de la hacienda para lograr una mejor siembra, convirtiéndose en uno de los mayores productores de caña y después de aguardiente.

En 1909 un decreto del Ejecutivo obligó a los propietarios a realizar una manifestación de sus bienes para efecto de actualizar los avalúos. El Puente, que en esos momentos pertenecía a Doña María Portillo de Díez de Sollano por herencia de su padre en 1900, contaba con 1,609 hectáreas de terreno, 146 cabezas de ganado bovino, 257 de mular manso y 96 caballos.

Al término de la Revolución y para llevar a efecto el reparto agrario en esta hacienda, que en ese entonces ya contaba con 3,716 hectáreas, se tomó para los ejidos de Xochitepec, Alpuyeca, El puente, Atlacholoaya y Xoxocotla, al casco le quedó un remanente de 42 hectáreas.

Por los años sesenta la huerta se convirtió en un fraccionamiento, que colinda con la autopista hacia Acapulco, con el gancho de que el casco iba a ser la “casa club”, cosa que nunca fue así, transformándose luego en balneario popular con el nombre de “Real del Puente”.

Hoy es una hacienda elegante que cuenta con 7 jardines que conviven en equilibrio con la arquitectura; dos restaurante, uno de comida mexicana y otro para degustar platillos nacionales e internacionales; 88 habitaciones de estilo colonial, un bar para disfrutar bebidas nacionales e internacionales con un ambiente característico de las cantinas de antaño y terraza exclusivamente para grupos.

 

Hacienda San Antonio El Puente, es hoy uno de las haciendas más hermosas de México.

+info: fiestaamericana.com

Fuente: Haciendas de Morelos.

Foto: Signum Press

museo

En tu paso por Tlayacapan, no dejes de visitar el Museo y Centro Regional La Cerería; un espacio que guarda la historia y la cultura de este maravilloso Pueblo Mágico.

Un edificio del siglo XVI que al principio fue construido como casa-habitación; pero más tarde se convirtió en una fábrica de velas. Conforme fueron pasando los años tuvo varias modificaciones arquitectónicas, pero aún así conserva su estilo colonial; constituyéndose en uno de los espacios más representativos de la comunidad.

En él se han filmado escenas de películas mexicanas y extranjeras. En agosto de 1971 la propiedad fue expropiada por autoridades federales y estatales, con el objetivo de convertirla en museo y centro cultural, función que desempeña desde el 2 de febrero de 1991.

La Cerería la encuentras en el centro de Tlayacapan, casi colindando con la plaza principal, el tradicional sitio del tianguis, el convento de San Juan Bautista y la Presidencia Municipal.

Sus cuartos han sido acondicionados para dar a conocer la historia y las tradiciones de Tlayacapan: su pasado prehispánico, sus compositores y ejecutantes de música, como la famosa banda de viento de Brígido Santamaría, la tradicional alfarería local, los numerosos templos del siglo XVI que hay en el pueblo, las fiestas y los bailes que tan famosa han vuelto a esta localidad, que para muchos es la cuna de la célebre tradición de los chínelos.

Cuenta con tres salas de exposición permanente, un aljibe circular (lugar donde se recolecta el agua de las lluvias) y una muestra de los hornos utilizados para la fabricación de velas. También conocerás pinturas e imágenes de capillas, planos de la ciudad y objetos antiguos encontrados durante el proceso de restauración.

Cuenta con un hermoso pórtico de acceso, que te transportará en el tiempo a través de sus pasillos, con su aroma y en cada uno de los objetos que forman su colección.

 

Fuente: Guía turística de Morelos

Foto: Cortesía Ayto. de Tlayacapan.

 

 

Loading Facebook Comments ...

No comments

Te Recomendamos