El Vaticano

Se encuentra situado en el corazón de Roma y aunque es el estado más pequeño de toda Europa, es mundialmente conocida como el Centro de la Iglesia Católica. Además de encontrarse la residencia del Papa.

Sin embargo, no quiere decir que al ser un lugar tan pequeño, no hay nada que ver o hacer. Aquí hay tres visitas que brillan con luz propia: La Plaza de San Pedro, la Basílica de San Pedro y los Museos Vaticanos, recinto en el que se encuentra la Capilla Sixtina.

Vaticano 04

 

Comencemos con un recorrido en la Plaza de San Pedro. Es considerada una de las plazas más bonitas y grandes del mundo.

Lo más impresionante de la plaza, además de su tamaño, son las 284 columnas y 88 pilastras que bordean la plaza en un pórtico de cuatro filas. En lo alto de las columnas hay 140 estatuas de santos realizadas en 1670 por los discípulos de Bernini.

Vaticano 02

En el centro de la plaza destaca el obelisco y las dos fuentes, una de Bernini (1675) y otra de Maderno (1614). El obelisco, de 25 metros de alto, fue llevado a Roma desde Egipto en 1586.

La forma más espectacular de llegar a la Plaza de San Pedro es por la Via della Conciliazione, una larga calle que comienza en el Castillo de Sant’Angelo.

La Basílica de San Pedro, acoge en su interior a la Santa Sede, siendo el templo religioso más importante del catolicismo y la iglesia donde el Papa celebra las liturgias más importantes.

La construcción de la basílica comenzó en 1506 y finalizó en 1626, siendo consagrada el 18 de noviembre de ese mismo año. En su construcción participaron diversos arquitectos entre los que podríamos destacar a Bramante, Miguel Ángel o Carlo Maderno.

El nombre de la basílica se debe del primer Papa de la historia, San Pedro, cuyo cuerpo está enterrado en la basílica.

Vaticano 06

Una de las cosas que más llaman la atención de la basílica es su increíble cúpula. Fue iniciada por Miguel Ángel, Giacomo Della Porta continuó con el trabajo y Carlo Maderno la remató en 1614. Ha servido de inspiración para otros proyectos posteriores, como la Catedral de San Pablo de Londres y el Capitolio de Washington. Por lo tanto, no puedes perderte de subir por la empinada y estrecha escalera de caracol de esta magnífica cúpula.

Vaticano 05

Tampoco puede faltar tu visita a los Museos Vaticanos, que reciben más de 4 millones de visitantes anuales, aunque sin duda, una de las razones de esto es que constituyen la puerta de entrada a la Capilla Sixtina.

MAPAS CARTOGRÁFICOS DE LOS MUSEOS VATICANOS

Por otra parte, la Capilla Sixtina es conocida tanto por su decoración, como por ser el templo en el que se elige y corona a los Papas.

Vaticano 08

Lo más impresionante que se encuentra en esta Capilla, son los frescos que recubren por completo las paredes y el techo. Algunos de los artistas más importantes que trabajaron en ella son Botticelli, Perugino, Luca o Miguel Ángel.


El techo se encuentra cubierto por las nueve historias del génesis que ocupan la parte central. La Creación de Adán, por ejemplo, es la imagen más conocida de la Capilla Sixtina. Se encuentra situada en la parte central de la bóveda y representa la historia del Génesis en la que Dios da la vida a Adán.

Vaticano 09

Sobre el altar mayor y con unas dimensiones grandiosas (13,7 por 12,2 metros) se encuentra la otra obra maestra de Miguel Ángel, El Juicio Final, cuadro que representa el Apocalipsis de San Juan.

Vaticano10

 

Sin duda, es una visita tan inolvidable que no querrás perderte y admirar tan hermosas esculturas y pinturas de grandes personajes; además de visitar la Santa Sede de la Iglesia Católica. Todo en un solo lugar: El Vaticano.

Fuente:

http://www.disfrutaroma.com/vaticano

Te Recomendamos