El Jardín Juárez, en el corazón de Cuernavaca

0

jardin

Ha sido punto de atracción para los turistas y grandes personajes de la historia gracias a su excelente clima primaveral durante todo el año, la belleza arquitectónica de su quiosco y la amabilidad de su gente.

Entre la gran variedad de atractivos turísticos con los que cuenta el centro de

Cuernavaca; se encuentra el Jardín Juárez, un pequeño espacio ubicado en el primer cuadro de la ciudad, donde se reúnen las familias para disfrutar del clima y la alegría que se vive en el lugar.

Este emblemático Jardín está rodeado por el Teatro Ocampo, Palacio de Gobierno, una zona comercial conocida como Las Plazas y el Edificio Bella Vista, considerado el más antiguo de Cuernavaca.

El Jardín Juárez ha tenido distintos nombres, durante la Colonia lo nombraron “El Paseo de la Cruz” o de “Santa Catalina” debido a una capilla que tenía una enorme cruz y se ubicaba en la esquina oriente del edifico Bella Vista. Más tarde, después del año 1857 la nombraron Plaza de la Constitución. En 1866 se conoció como “Plaza de Benito Juárez”; hasta que, finalmente se quedó con el nombre de Jardín Juárez.

Lo más interesante que guarda este lugar es su Quiosco de hierro fundido que fue diseñado por el ingeniero francés Gustave Eiffel, el mismo que construyó la torre de París y la Estatua de la Libertad de Nueva York.

VIAJÓ DESDE INGLATERRA

El quiosco fue traído de Inglaterra en 1888 a instancias del director de rentas del estado Don Manuel Ríos y Peña y del Gobernador Jesús H. Preciado. El traslado por vía terrestre y a lomo de mula, estuvo a cargo del transportista español Francisco Balmori, conocido como “El Rucio” quien después de algunos años pasaba frente al quiosco y con malas palabras le reclamaba a una de las mulas que se había desbarrancado

En el Quiosco, existe una placa en bronce que conmemora el natalicio de Benito Juárez con fecha de 1906; de estas se elaboraron varias que aún se conservan en los palacios de gobiernos estatales y municipales. Esta placa estuvo en el Palacio de Cortés hasta 1972; después se transformó en museo y desapareció. Años más tarde en 1987, lo encontraron en un depósito de fierro viejo de la ciudad; así que fue colocado en el Quiosco para seguir conservándolo.

Con el paso del tiempo ha sufrido algunas trasformaciones con la finalidad de convertirlo en un lugar digno para los morelenses y turistas; en la presente administración municipal se realizará una fuerte inversión para que luzca aun más hermoso; el Jardín Juárez es perfecto para sentarse en una de sus bancas a conversar, a disfrutar de un raspado, esquimo o escamocha mientras escuchas la banda de viento que se presenta todos los jueves y acompañas a los niños que se divierten con burbujas de jabón o alimentando las palomas que visitan el lugar.

 

Por: Jessica Nava

Foto: Photo SIGNUM

 

Loading Facebook Comments ...

No comments

Te Recomendamos

Viento aparte

La madre de Omar, de 15 años, y Karina, de 12, cae gravemente enferma durante unas vacaciones familiares. Los hermanos, abandonados a su suerte, iniciarán ...