Casa Gabilondo

0

El arte a través de la fotografía, escultura, pintura y la gastronomía se conjugan para provocarte un solo sentimiento: Alegría gourmet. Por su historia, belleza y calidez, se ha convertido en un espacio que le rinde homenaje a Cuernavaca, una ciudad que ha atraído a emperadores, conquistadores, músicos, historiadores, etc.

Me encanta visitar cada rincón de Cuernavaca y después de un largo recorrido se despierta el apetito. Recordé que muy cerca de la Catedral está un restaurante que ya me han recomendado muchas veces; así que me dirigí inmediatamente a Casa Gabilondo. Al entrar percibes un olor delicioso que provocó se despertara aún más el apetito; me recibieron con una cálida sonrisa, como si ya me estuvieran esperando para consentirme. Abrí la carta y me encontré con una exquisita variedad platillos; todo lucía tan delicioso que se me antojó probar cada uno, sin embargo, decidí ponerme en manos del experto, el anfitrion Víctor Sánchez Trujillo, quien con calidez me dio la bienvenida y sugirió mis alimentos.

Pocas veces he vivido experiencias donde el dueño conciente personalmente a sus comensales. Se interesa por saber si te la estas pasando bien, si la comida es de tu agrado o no; y debo reconocer que me sentí muy especial al recibir sus atenciones. De entrada disfrute de unas tostadas de marlín, cuando le di la primera mordida fue realmente delicioso, la combinación de la tortilla dorada, el marlín, el aguacate y el toque de sabor a limón, me atraparon haciendo que en seguida diera la segunda mordida hasta que terminé con ellas. Después vino el cayo de hacha, lo disfruté con unas ricas tortillas doradas. La crema de chicharrón fue de mis favoritas, estaba realmente deliciosa y más porque la acompañé con un pan calientito que ahí mismo hornean; lo fui probando poco a poco.

Y luego vino lo más esperado, el plato fuerte. Llegó a mi mesa un encacahuatado de pollo, con arroz de guarnición; la pechuga estaba suave y fácil de cortar, era una delicia llevar cada bocado a mi boca, y aunque debo admitir que ya estaba un poco llena; yo no quería dejar de comer ese exquisito platillo.

Concluí con un delicioso postre, me sentí muy satisfecha por todo lo que había disfrutado, fue más de lo que esperaba. Así que, en cuanto Víctor se acercó a mi mesa aproveche para felicitarlo.

Le comenté que estaba impresionada y le pregunté como describía él a Casa Gabilondo ya que yo no encontraba las palabras exactas para hacerlo.

“Un lugar que reúne lo que merecemos cuando nos sentamos en una mesa, no es solamente la satisfacción de los alimentos; son varios elementos los que generan una sensación que se convierte en alegría”, dijo Víctor.

Mencionó cuatro elementos que reúne el restaurante y que me parecieron muy importantes; el ambiente; que estés muy a gusto para que desees quedarte más tiempo rodeado de cosas agradables como la cultura y la buena música; atención,la gente viene a que seamos sus cómplices haciendo del servicio y de los meseros sus acompañantes, pero a la vez ser respetuosos con el espacio.

La comida tiene que ser lo que esperas; rica, porción adecuada y agradable a tu paladar; para así sentir que el precio es justo y generar un experiencia gourmet que te haga sentir alegre.

Nos compartió que ésta, es una casa de finales de 1800, donde muchos han habitado y entre ellos las hermanas de Francisco Gabilondo Soler, mejor conocido como “Cri-Cri, el grillito cantor”, uno de los personajes más importantes en la cultura popular mexicana, quien por consecuencia llegó más de una vez a habitar en este lugar.

Al terminar la plática, salí del lugar muy agradecida con toda esa experiencia que viví, me sentí realmente satisfecha y con un buen sabor de boca; estoy convencida que a partir de hoy Casa Gabilondo será uno de mis lugares favoritos para comer, pasar un rato agradable y encontrarme con expresiones artísticas de gran calidad.

 

 

El restaurante te espera con:

Cocina mexicana

Bar “IRKRI” (jueves a sábado de 21:00 a 3:00horas)

Las sugerencias se cambian cada 6 ó 7 meses.

Precios desde $52.00 hasta $174.00.

Cada mes encontraras diferentes pinturas, fotografías y esculturas.

Variedad de vinos y licores.

Botanas para disfrutar con tu bebida.

 

Las 5 favoritas de los comensales:

 

-Lengua alcaparrada (salsa de jitomate, alcaparras, aceitunas y chiles largos).

-El pescado Don Fernando (filete de pescado relleno de requesón con costra de ajonjolí, esencia de ajo, chilitos piquín fritos y cartuchos de hoja santa rellenos de arroz).

-Pechuga del Patrón (pechuga de pollo con costra de queso añejo de cincho, puré de papa y verduras al sartén).

-Adobo de la abuela (chambarete en adobo ligeramente picante y afrutado).

-Lasaña de chicharrón (salsa de frijol, chicharrón en salsa roja, crema y queso gratín).

 

Horarios:

Martes a domingo: 8:00 a 18:00 (sólo desayunos y comidas.)

Jueves a sábado: 8:00 a 23:00 horas (Desayuno, comida y cena)

Si te gusta la trova, puedes visitarlos los sábados y los jueves hay cine club.

 

¿Dónde? Casa Gabilondo

Dirección: Comonfort #5 Col. Centro Cuernavaca, Mor C.P. 62000

Reservaciones y Contacto: 01 (777) 318.80.90

Facebook: @casagabilondo

Twitter: @CasaGabilondo

Contacto: info@casagabilondo.com

Sitio Web: http://casagabilondo.com/

 

Loading Facebook Comments ...

No comments

Te Recomendamos

Río 1300

Con un diseño minimalista y un aire de vanguardia, el Hotel Río 1300 es símbolo de elegancia, confort y mucho glamour. Perfecto para alojarte unos ...